miércoles, 5 de enero de 2011

CUALIDADES DE UN BUEN LÍDER


Los buenos líderes no son aquellos que “gritan órdenes” a sus empleados o “andan dando latigazos” para que las cosas se realicen.  Un buen líder es aquel que logra las metas con un mínimo esfuerzo de su parte y una máxima eficiencia de su grupo de trabajo.  Los jefes son los que actúan de manera contraria generando incomodidades que llevan al grupo a trabajar de manera desmotivada y que generalmente logran sus objetivos pero a un gran costo humano. 

Para entender mejor lo antes dicho, a continuación una tabla para diferenciar estos dos modelos de gerencia de grupos: 
                                                Tabla – Diferencias entre Jefe y Líder
Jefe
Líder
 
La autoridad es un privilegio de mando: " Aquí mando yo"
La autoridad es un privilegio de Servicio: "Aquí sirvo yo"
Empuja al grupo
Va al frente del grupo
Existe por la autoridad
Existe por la buena voluntad
Se impone con argumentos extensos
Participa con ejemplos
Inspira miedo, se le teme, se le sonríe de frente y se le critica por la espalda, cuando está presente se debilita el grupo
Inspira confianza, da poder a su gente, los entusiasma, cuando está presente el grupo se fortalece
Busca culpables, arregla las cosas con gritos e infracciones
Busca las fallas para rehabilitar al caído, corrige, comprende,
Asigna los deberes, ordena a cada quien lo que tiene que hacer, mientras contempla desde su lugar cómo se le obedece
Da el ejemplo, trabaja con y como los demás
Cambia constantemente su manera de pensar, no es congruente en sus decisiones, actúa precipitadamente
Es congruente con su pensar, decir y actuar, sus decisiones son bien pensadas y consultadas
Hace del trabajo una carga, transmite tensión y deseos de no hacer las cosas
Hace del trabajo un privilegio, transmite la alegría de vivir y de trabajar
Sabe como se hacen las cosas
Enseña como deben hacerse las cosas
Se guarda el secreto del éxito
Capacita para que otros puedan hacer las cosas con eficacia
Maneja a la gente
Prepara a la gente
Masifica a las personas convirtiéndolas en números o fichas
Conoce a cada uno de sus colaboradores
Respeta a los que están de su lado, se apoya en aquellos que le son fieles
Respeta la personalidad, se apoya en el hombre concreto, lo dinamiza y lo impulsa constantemente
Dice, "ve"
Dice, "vamos"
Promueve la competencia desleal, forma seguidores, el compromiso de los miembros es artificial
Promueve al grupo a través del trabajo en equipo, forma a otros Líderes, consigue un compromiso real de todos los miembros
Llega a tiempo
Llega adelantado

Tomando en cuanta las diferencias del cuadro anterior, y basado en las consideraciones de expertos en el área, la siguiente lista comprende algunas de las cualidades que debería tener un Buen Líder independientemente de la organización a la que pertenece:
  1. Hacer que los empleados se sientan importantes - Cuando las metas y decisiones se centran en uno mismo, los empleados pierden el entusiasmo.  Se debe reforzar sus fortalezas y contribuciones en lugar de las propias.
  1. Tener una Visión - Los empleados necesitan tener claridad de hacia donde se dirigen y entender cual es para ellos el valor de esa meta.
  1. Valorar y Reconocer - Los empleados disfrutan cuando se les reconoce sus contribuciones.
  1. Admitir los Errores - Si la gente advierte que se están escondiendo fallas, tenderán a ocultar sus propios errores perdiendo, de esta manera, información valiosa para la toma de decisiones.
  1. Criticar solo en Privado - Los elogios y alabanzas públicas exaltan los resultados y alienta a otros a tratar de mejorar, mientras que las críticas abiertas apenan a todos.
  1. Mantener el Contacto - El líder debe estar visible a los miembros de la organización.  Hablar con la gente, visitar sus puestos de trabajo, hacer preguntas y observarlos haciendo sus cosas permitirá encontrar enseñanzas y nuevas oportunidades para la motivación.
  1. Hacer de la Competencia un juego - La competitividad es una herramienta excelente si se aplica adecuadamente.  Establecer metas al equipo y premiar a aquellos que las alcancen o las superen.  Examinar las fallas y celebrar los logros de cada grupo.  
Más allá de una lista, estas siete consideraciones son puntos de apoyo para todo aquel que lleve sobre sus hombros la responsabilidad de manejar un grupo o equipo de trabajo.  Son ideas mas que normas, deben ser flexibles y ajustarse a la realidad de cada quien.

Existe otra lista diseñada por Jeff Immelt, CEO General Electric, y que forma parte del entrenamiento de los nuevos líderes de la compañía.  El la llama “Lo que un Líder debe hacer”:
  1. Responsabilidad Personal
“Enron y el 9/11 marcaron el fin de una era de libertades individuales y el comienzo de las responsabilidades individuales.  Hoy se lidera por la construcción de equipos y colocando a otros adelante.  No es acerca de uno mismo”

  1. Simplificar Constantemente 
“Cada líder debe explicar las tres cosas mas importantes sobre las que debe trabajar la organización.  Si no puede hacer esto, entonces no existe un buen liderazgo”

  1. Entender la Amplitud, Profundidad y el Contexto 
“El aprendizaje mas importante logrado como CEO es el contexto.  Es como la compañía encaja en el mundo y como respondemos a eso”

  1. La importancia de alinearse y de la gestión de tiempo 
“En realidad no existe magia para ser un buen líder.  Pero al final de cada semana, debes gastar tu tiempo alrededor de las cosas que en realidad importan – establecer prioridades, hacer mediciones, revisar los resultados y reconocerlos”

  1. Los líderes aprenden constantemente y además deben aprender como enseñar 
“La función principal de un líder es enseñar.  La persona que trabaja con usted no tiene por que estar de acuerdo, pero debe tener la sensación de que está dispuesto a compartir lo que ha aprendido”
  1. Manténgase fiel a su propio estilo 
“Liderar es un intenso viaje de interiorización.  Puede utilizar su estilo propio para lograr cualquier cosa.  Es estar pendiente de uno mismo.  Cada mañana, me observo al espejo y digo-  Ayer pude haber hecho tres cosas mejor”  

  1. Establezca límites con libertad en el medio 
“Los límites son compromiso, pasión, creencia y trabajo en equipo.  Dentro de esos lineamientos existe mucha libertad.  Pero nadie puede cruzarlos”

  1. Manténgase disciplinado y detallado 
“Los buenos líderes nunca sienten miedo de intervenir personalmente en lo que es importante”

  1. No diga algunas cosas 
“Puedo saber la respuesta, pero frecuentemente dejo que el equipo consiga su propio camino.  En ocasiones, ser un escucha activo es mucho mas efectivo que finalizar la reunión conmigo enumerando 17 acciones”

  1. Aprecie a su gente 
“Hoy en día se es empleado por voluntad propia.  No hay nadie que no quiera estar aquí.  Por eso es crítico entender a la gente, para siempre ser justo, y esperar lo mejor de ellos.  Y cuando esto no funciona, ellos deben saber que no es personal”

Todas estas consideraciones se refieren a situaciones en las que alguien asumirá la posición de liderazgo o se encuentra a punto de establecerse, sin embargo, existen diferentes estilos de liderazgo que van directamente relacionados a los estilos propios de cada persona, y estos se ven influenciados por algunos factores externos, entre los que podemos mencionar:
Þ  Personalidad propia de la persona que asume la posición de Liderazgo
Fortalecida por una escala de valores aprendida
Confianza en el grupo
Inclinación hacia el liderazgo
Þ  Personalidad inherente al grupo
Necesidad de trabajo independiente
Deseo de asumir responsabilidades
Habilidades y conocimientos para ejecutar sus tareas
Þ  Tipo de trabajo a realizar
Complejidad
Urgencia
Þ  Ambiente de trabajo
Compuesto por la estructura de la organización
Existencia de presiones internas y externas
Situaciones políticas y sociales

SER LÍDER COMIENZA CON EL ENTENDIMIENTO DE TU PROPIA IDENTIDAD Y NO CON ALCANZAR ALGUNA POSICIÓN O TÍTULO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada